Zacahuil

03.05.2012
por Dirección de Promoción

Zacahuil

Es el platillo huasteco por excelencia y, como el huapango, la expresión de cultura popular que identifica a la población de la huasteca.

El zacahuil es de los tamales más grandes y de mayor consumo regional que existen en el país, siendo el producto culinario emblemático de la huasteca; el ingrediente básico es el maíz, sólo que su masa debe ser martajada, adobada con chile seco, cascabel o guajillo, extendiéndose sobre hojas de plátano, relleno con carnes de cerdo, res o pollo en crudo que se dispersan, envuelta con hojas de plátano o papatla (platanillo) y se coloca en una batea para su cocimiento.

El zacahuil se cuece en hornos de tierra, como los que se usan para la barbacoa (calentados con leña), o de barro como los de las panaderías. El tamal debe quedar herméticamente envuelto para que no se queme (se emplean hasta 45 hojas, según su tamaño) y puede durar hasta 15 horas a fuego lento.

La gastronomía criolla nos invita a degustar manjares que los lugareños preparan como su principal riqueza culinaria; entre los platillos típicos podemos encontrar también, las enchiladas huastecas, las encremadas, los bocolitos, el huatape y los chamitles.

Estos platillos pueden degustarse en un recorrido por Tuxpan, Pánuco, Tamiahua, Teayo, Temapache, Chicontepec, Tempoal, Tantoyuca y Cerro Azul entre otros.